Búsqueda de la felicidad

En nuestra vida solemos ir cambiando de estado de ánimo. Los acontecimientos, que de alguna manera u otra nos ocurren, hacen que nos sintamos tristes, preocupados o desanimados. Este tipo de sensaciones se relacionan de forma directa con lo que nos sucede en el día a día. Enfermedades, discusiones de pareja o problemas de índole laboral.

En la clínicia de piscologos Integra en Sant Cugat pueden ayudarte con estas patologías, pero vamos a contarte más sobre el tema:

No tenemos que sentirnos culpables por experimentar estados de ánimo negativo, ni tampoco ser demasiado exigentes con nosotros mismos. Hasta cierto punto es normal que nuestro carácter se vea condicionado según muchos factores que nos puedan afectar como individuos.

Hay que ser humildes como para comprender que no podemos tener un control total sobre nuestras emociones y tampoco sobre las circunstancias que nos rodean. Más allá de las emociones, tiene interés ver el tipo de respuesta que damos ante ciertos hechos.

Al ser seres emocionales, es importante entender que según las experiencias que uno tenga en su vida, vamos a tener diferentes estados emocionales, lo que no debería suponernos algo bueno o malo de por sí.

El problema está en si una emoción de carácter negativo dura demasiado. Esto nos puede advertir de una psicopatología (la depresión por ejemplo). Estamos ante una señal que hace que nos debamos parar y mirar atentamente lo que pasa. Existen momentos, donde la persona no tiene capacidad suficiente para dar solución a este tema, por lo que lo mejor es recurrir a la ayuda profesional.

Hay que tener claro, que lejos de depresiones, tristezas y demás patologías. Las personas frecuentemente sufrimos sensaciones de forma continua de vacío interior o no encontramos en sentido de nuestra vida, sin que exista un motivo claro.

La búsqueda de la felicidad es un esfuerzo por liberarnos de nuestros sufrimientos. En el fondo, también hay que tener en cuenta que esta búsqueda lleva consigo una contradicción: Querer alcanzar la felicidad en el futuro es una renuncia a querer lograrla en el momento presente. Lo mejor es buscarla en ambos momentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *